viernes, 30 de julio de 2010

El Partenón respira


“No hemos emprendido este viaje por lo pintoresco. Buscamos aquí un momento muy elevado de la humanidad. Queremos participar en fiestas que, en su rigor y su belleza, alcanzan lo sublime.”

Aristide Maillol

El Partenón es el monumento perfecto. Lo mandó construir Pericles en el año 447 en agradecimiento por la victoria de Maratón contra los persas. Para construirlo hubo de derribarse otro templo anterior del s. VI conocido como Hecatompedon. Fideas fue el encargado de supervisar las obras y el escultor que realizó la gigantesca estatua de Atenea Parthenos realizada en oro y marfil de 12 metros de altura.

El templo, dedicado a la diosa patrona de la ciudad, se realizó según el canon euclidiano, siguiendo la proporción de 9x4, lo que significa que todas sus medidas siguen esa proporción. En las fachadas cortas hay 8 columnas (4+4+1) y el las laterales 17 (8+8+1). La doble cella, con pronaos y opistodomos presenta un próstilo de 6 columnas.

Columnas, frontón y estilóbato corrigen las antiestéticas deformaciones visuales, comunes en los grandes edificios, con ensanchamientos en los fustes (éntasis) y curvaturas en el frontón así como en el centro y extremos del estilóbato. Aristas y estrías en los fustes contribuyen a crear la sensación de que el edificio respira.

La decoración escultórica de la acrópolis que británicos y alemanes no se llevaron, se conserva en el Museo de la Acrópolis recientemente reinaugurado. In situ vemos reproducciones en el mismo mármol del Pentélico que se utilizó en el siglo V. En el friso de la cella, de orden jónico, se representa la procesión de las Panateneas y en las metopas del orden dórico del períptero se representan la gigantomaquia, la amazonomaquia, la centauromaquia (todas ellas batallas contra los dioses del Olimpo, quienes , por supuesto, ganaban siempre) y las escenas de la guerra de Troya. En los tímpanos el nacimiento de Atenea (de la cabeza de Zeus gracias al hachazo bien propinado de Hefesto) y Poseidón (quien compitió con Atenea por ser el patrón de Atenas y perdió).

Aún no había sido terminado el templo cuando los persas saquearon Atenas y lo incendiaron todo. Después fue bombardeado por los venecianos en el s. XVII y utilizado como cuartel general por los turcos.

Todavía hoy siguen los trabajos, siempre polémicos, de reconstrucción (anastólisis) y las piezas saqueadas siguen sin ser devueltas.


Oráculos modernos



El día que tú naciste, el periódico ABC daba dos noticias importantes: la entrega de viviendas (una fue en la que nosotras nos criamos) y la otra, la premonición de lo que ya es una realidad.

FELIZ DÍA un año más y todos los que nos quedan por disfrutar juntas.

jueves, 29 de julio de 2010

Atenas, pasado, presente y futuro

La Acrópolis vista desde el Olimpeion

"Grecia, donde el corazón se marchita a cada paso, donde las ruinas vivientes desvían en cada instante nuestra atención de las ruinas de mármol y de piedra. En Grecia, resulta vano querer entregarnos a las ilusiones: la triste realidad nos persigue. (…); incluso las cabras espantadas que se dispersan por la montaña y los perros que se quedan y nos reciben con ladridos: este es el espectáculo que nos arranca del encanto de los recuerdos.”

Chateaubriand, Itinerario de París a Jerusalén

Cabra en el monte Parnaso

La cámara de diputados en la plaza Sintagma
con los perros atenienses deambulando o,
la mayoría de las veces, siesteando por la ciudad.


Aunque parezca mentira, Grecia como país tiene una historia breve. Brevísima si tenemos en cuenta los 6 mil años de historia de la zona donde se asienta. No fue hasta el 1 de diciembre de 1834 que Atenas fue designada capital del recién constituido país. Después de una prehistoria y Edad Antigua brillantes, transcurrieron unos dos mil años de invasiones extranjeras en los que romanos, hérulos, godos, cruzados franceses, almogávares, florentinos, catalanes, venecianos y, turcos, la ocuparon hasta que, tras largos años de lucha, finalmente, logró su independencia.

Una vez convertida en capital del nuevo estado helénico, la ciudad fue reconstruida con la edificación de espléndidos edificios neoclásicos que fueron nuevamente destruidos pero, en esta ocasión, no por los saqueos de los pueblos invasores, sino por la invasión de los especuladores. Las bellísimas casas de estilo neoclásico fueron arrasadas durante las décadas de los 50 y 60 del siglo pasado, para construir edificios de cuatro plantas plagados de apartamentos de líneas geométricas y colores grises cambiando así su fisonomía de forma drástica.

Hoy en día, unos 5 millones de habitantes pueblan un ciudad extensa, llena de mágicas ruinas, antiguas y modernas , que conviven con un pasado tortuoso y un futuro incierto.

La biblioteca nacional en la Avenida Panespistimiou

miércoles, 28 de julio de 2010

Teseo y la fundación de Atenas


Foto: Espiando al Partenón de día, de eMi
“Estoy en un estado olimpiano. Aspiro la Antigüedad a pleno cerebro. La vista del Partenón es una de las cosas que más profundamente han penetrado en mi vida. ”
Gustave Flaubert, Viaje por Oriente






En el origen de Atenas se encuentra Zeus, el primer dios del Olimpo. Zeus era un dios verbenero que se enamoraba con gran facilidad. Uno de sus amores fue Parsifae, esposa de Minos, rey de Creta. Como Parsifae le negaba sus favores, Zeus la convirtió en vaca y él, a su vez, se transformó en toro. Fruto de estos ilícitos amores nació un monstruo, el Minotauro, mitad hombre y mitad toro. Minos, sin saber qué hacer con ése que el creía su hijo, lo encerró en un palacio construido por Dédalo.

El Minotauro se alimentaba de jóvenes y doncellas, uno cada luna llena. Esa estremecedora dieta, debía ser suministrada por el rey de Atenas, Egeo, ya que había perdido una guerra contra Creta y no le quedaba otra alternativa que comprometerse a enviar cada año un barco con doce vírgenes, seis varones y seis hembras. Era eso o la destrucción de Atenas. Mientras todos se lamentaban, el valiente Teseo, hijo del rey de Atenas, se presentó voluntario para partir con la intención de acabar con el Minotauro. En un barco con las velas negras -anticipando el luto que la misión provocaría-, marchó Teseo con los demás jóvenes. A su padre le prometió que acabaría con el monstruo y a su regreso navegaría con blancas velas.

Al llegar a Creta, Ariadna se enamoró de inmediato del joven y valiente Teseo. Con el fin de ayudarle a escapar del laberinto, le entregó un ovillo atado a una piedra. De esa forma, Teseo logró acabar con la sangría que el Minotauro representaba para su pueblo y salir con vida del laberinto.

Por desgracia, en el viaje de vuelta, una tormenta provocó que el barco arribara a una isla donde Ariadna se perdió. La tristeza le aturdió olvidando cambiar el color de las velas. Su padre, Egeo, amargado por la pena, se tiró al mar que hoy lleva su nombre y Teseo se convirtió en rey y fundador de Atenas.

sábado, 24 de julio de 2010

martes, 13 de julio de 2010

Premio Dardos


Gracias a Cristina y a Arturo

Hoy he tenido la grata sorpresa de recibir por triplicado el premio Dardos, que es una distinción que se otorgan entre sí los blogeros, con el compromiso de difundir el arte, la literatura y los valores éticos y culturales. Los premiados deben elegir (si así lo desean) a otras quince bitácoras de su preferencia.

El premio a Escucho atentamente se lo ha otorgado la excelente fotógrafa y blogera-amiga, Cristina Catarecha, desde su agudo e interesante blog, Occulus Habilis. Arturo Carrasco me ha premiado por duplicado otorgándole el premio a Sin mapa por la vida y Senza Tempo desde su Palabras de Arena, que constituye mi blog de referencia y uno de mis primeros contactos en este mundo virtual.

Como los tres compartimos el gusto por varios blogs, no repetiré aquéllos a los que ellos ya destacaron. Por simple orden alfabético, deseo pasar este premio, y con ello agradecer, la bondad, belleza y/o diversión que encontré en ellos, a los siguientes blogs:
  1. Al Pasar del Tiempo de Jaume
  2. Andando Caminos de Carmela
  3. El Alma Difusa de Raúl
  4. El Desierto y la Música de Arturo Carrasco
  5. El Tintero de Arena de Arturo Carrasco
  6. Escrito con Sentido de Paco Gorrín
  7. Fernando Jiménez-Ontiveros de Fernando
  8. Historias de nuestra Historia de Felix Casanova
  9. Hobbyfoto de Giomede
  10. Ismael Serrano de Ismael
  11. Ocioso Pensamiento de José Hamra Sassón
  12. Pienso, luego escribo de Mercedes Pinto
  13. Reflexiones de una Estudiante Budista de Marié Morales
  14. The Task at Hand de Linda Leinen
  15. The Deringer Files de Dash Deringer

lunes, 5 de julio de 2010

Soul Sisters


Foto: Mis hermanas y yo a finales de los 60, de papá



"Husbands come and go; children come and eventually they go. Friends grow up and move away. But the one thing that's never lost is your sister."
Gail Sheeny

Hemos transitado los mismos caminos, leído los mismos libros, compartido dichas y curado mutuamente nuestras heridas. Siempre unidas en la libertad de sentir, con la certeza de ser aceptadas y queridas, sin más obligación que la de ser nosotras mismas.

Escucharnos,
aconsejarnos,
comprendernos,
ayudarnos,
sorprendernos,
regocijarnos
y sufrir.

Nuestros gustos casi siempre coinciden, nuestros recuerdos a veces no, pero nos conocemos como nadie nos podrá nunca llegar a conocer. Las tres nos parecemos y somos, sin embargo, absolutamente distintas. La mayor, con los pies firmes en la tierra, nos sujeta. La mediana nos ayuda a tocar el cielo con su imaginación. Y yo, la más pequeña, agarrada al cielo y a la tierra, disfruto de la suerte inmensa de tenerlas a ellas como maestras y mejores amigas para siempre.

Es la seguridad de saber que nunca me fallarán, lo que hace que las quiera, si cabe, aún mucho, mucho más.


William-Powell-Frith

Judith Anderson


Sir William Blake

Balthus

Bo Barlett

Sarah Detweiler

Rene Dumont

Vladimir Dunjic

Paul Gaugin


Michael Jurogue Johnson


Ivan Maleki


Paddy Martin

Henry Matisse


Henry Matisse

Dyanne Parker

William Matthew Prior

Joseph Raphael


Auguste Renoir

Larry Riley

Dante Gabriel Rossetti

Nancy Ruhl

James Sikes

Andrew Skyjarenko

Joaquín Sorolla

Georgia Suwanee

Edmund C. Tarbell

Fernando Ureña

Palma Vecchio

Emile Vernon

Gary and Suzy Zahradka

Las Tres Hermanas de Gerardo Diego

Estabais las tres hermanas,
las tres de todos los cuentos,
las tres en el mirador
tejiendo encajes y sueños.

Y yo pasé por la calle
y miré... Mis pasos secos
resonaron olvidados
en el vesperal silencio.

La mayor miró curiosa,
y la mediana riendo
me miró y te dijo algo...
Tú bordabas en silencio,

como si no te importase,
como si te diese miedo.
Y después te levantaste
y me dijiste un secreto

en una larga mirada,
larga, larga... Los reflejos
en las vidrieras borrosas
desdibujaban tu esbelto

perfil. Era tu figura
la flor de un nimbo de ensueño.
... Tres erais, tres, las hermanas
como en los libros de cuento.



domingo, 4 de julio de 2010

Desaparición


Foto: Vuelas? de Strabou




Lyrics: Watch Her Disappear by Tom Waits & Kathleen Brennan

Last night I dreamed that I was dreaming of you
And from a window across the lawn I watched you undress
Wearing your sunset of purple tightly woven around your hair
That rose in strangled ebony curls
Moving in a yellow bedroom light
The air is wet with sound
The faraway yelping of a wounded dog
And the ground is drinking a slow faucet leak
Your house is so soft and fading as it soaks the black summer heat
A light goes on and the door opens
And a yellow cat runs out on the stream of hall light and into the yard

A wooden cherry scent is faintly breathing the air
I hear your champagne laugh
You wear two lavender orchids
One in your hair and one on your hip
A string of yellow carnival lights comes on with the dusk
Circling the lake with a slowly dipping halo
And I hear a banjo tango

And you dance into the shadow of a black poplar tree
And I watched you as you disappeared
I watched you as you disappeared
I watched you as you disappeared
I watched you as you disappeared

viernes, 2 de julio de 2010

Te vi


Foto: Humor foto...gráfico de Arturo Carrasco



Te vi
Juntabas margaritas del mantel
Ya sé que te traté bastante mal
No sé si eras un angel o un rubí
O simplemente te vi.

Te vi
Saliste entre la gente a saludar
Los astros se rieron otra vez
La llave de mandala se quebró
O simplemente te vi.

Todo lo que diga está de más,
Las luces siempre encienden en el alma
Y cuando me pierdo en la ciudad
Vos ya sabés comprender
Es solo un rato no más
Tendría que llorar o salir a matar.
Te vi, te vi, te vi
Yo no buscaba nadie y te vi.

Te vi
Fumabas unos chinos en Madrid
Hay cosas que te ayudan a vivir
No hacías otra cosa que escribir
Y yo simplemente te vi.

Me fui
Me voy de vez en cuando a algún lugar
Ya sé, no te hace gracia este país
Tenías un vestido y un amor
Y yo simplemente te vi.

Todo lo que diga está de más,
Las luces siempre encienden en el alma
Y cuando me pierdo en la ciudad
Vos ya sabés comprender
Es solo un rato no más
Tendría que llorar o salir a matar.
Te vi, te vi, te vi
Yo no buscaba nadie y te vi.