viernes, 29 de julio de 2011

martes, 19 de julio de 2011

Silencio

Foto: Silencio de Cristina Catarecha


Silencio (de Olvidados en un cajón)

Me ahogo en tu silencio,
en el que buceo a pelo,
sin protección.

Sólo espero que el dolor,
tan cruel como grande,
muera un día de inanición.

O, por el contrario,
alimentado de tu frialdad,
estalle de repente...

...y así...
consiga no sentir tu ausencia.

eMi

sábado, 16 de julio de 2011

San Valentín no existe

Foto: Rosas y luz de maria..( slowly @ silent)


Letra: San Valentín no existe de Jarabe de Palo

Frío, cuando estas conmigo sientes frío,
si me miras fijo ves frío
cuando algo te digo oyes frío
frío distante y esquivo.

Miedo, a verte llegar y tu digas frío
a un beso, un abrazo y mas tarde el vacío
a que prenda el fuego y después llegue el frío
frío, así ha sucedido.

Llueve afuera
pasó el tiempo
me acuerdo de ti
de esos días increíbles
de tu amor irrepetible.

Llueve afuera y hace frío
nunca supe despedirme
sólo quería decirte
que San Valentín no existe.

Frío, si algo me has pedido te he dado frío
cuando me has querido frío has tenido
donde hubo cariño ahora solo hay frío
frío y yo sin sentirlo.

Miedo a cruzar la calle que lleva al olvido
a volver a casa y no sea contigo
a despertar muerto de frío
frío porque tú te has ido.

Ha sido un instante, he sentido frío
quizás el que tú tienes conmigo.

Llueve afuera
pasó el tiempo
me acuerdo de ti
de esos días increíbles
de tu amor irrepetible.

Llueve afuera y hace frío
nunca supe despedirme
sólo quería decirte
que San Valentín no existe.

Llueve afuera
y a lo lejos
suena un hit de Johnny Cash
habla de amor verdadero
condenado a lo imposible.

Llueve afuera y hace frío
perdóname, sólo quería decirte
que San Valentín no existe.
Perdóname.

viernes, 15 de julio de 2011

A mano amada

Foto: Idolatría de Saul Landell 


A mano amada de Ángel González

A mano amada,
cuando la noche impone su costumbre de insomnio
y convierte
cada minuto en el aniversario
de todos los sucesos de una vida;

allí,
en la esquina más negra del desamparo, donde
el nunca y el ayer trazan su cruz de sombras,

los recuerdos me asaltan.

Unos empuñan tu mirada verde,
otros
apoyan en mi espalda
el alma blanca de un lejano sueño,
y con voz inaudible,
con implacables labios silenciosos,
¡el olvido o la vida!,
me reclaman.

Reconozco los rostros.
No hurto el cuerpo.

Cierro los ojos para ver
y siento
que me apuñalan fría,
justamente,
con ese hierro viejo:
la memoria.

martes, 12 de julio de 2011

Siempre me quedará

Foto: Lluvia de jemonbe


Letra: Siempre me quedará de Bebe

Cómo decir que me parte en mil
las esquinitas de mis huesos,
que han caído los esquemas de mi vida
ahora que todo era perfecto.
Y algo más que eso,
me sorbiste el seso 

 y me decían del peso
de este cuerpecito mío
que se ha convertío en río.

Me cuesta abrir los ojos
y lo hago poco a poco,
no sea que aún te encuentre cerca.
Me guardo tu recuerdo
como el mejor secreto,
que dulce fue tenerte dentro.

Hay un trozo de luz
en esta oscuridad
para prestarme calma.
El tiempo todo calma,
la tempestad y la calma,

Siempre me quedará
la voz suave del mar,
volver a respirar,

 la lluvia que caerá
sobre este cuerpo y mojará
la flor que crece en mi,
y volver a reír.
Y cada día un instante volver a pensar en ti,
en la voz suave del mar,
en volver a respirar la lluvia que caerá
sobre este cuerpo y mojará
la flor que crece en mi,
y volver a reír
y cada día un instante volver a pensar en ti.


jueves, 7 de julio de 2011

Un bello día, lo veremos


Foto: Brown Eye de Dirk Delbaere


Un bel di vedremo de Madame Butterfly

Un bel dì, vedremo
Levarsi un fil di fumo
Sull'estremo confin del mare
E poi la nave appare
E poi la nave è bianca.
Entra nel porto, romba il suo saluto.
Vedi? È venuto!
Io non gli scendo incontro, io no.
Mi metto là sul ciglio del colle
E aspetto gran tempo
e non mi pesa a lunga attesa.
E uscito dalla folla cittadina
Un uomo, un picciol punto
S'avvia per la collina.
Chi sarà? Chi sarà?
E come sarà giunto
Che dirà? Che dirà?
Chiamerà Butterfly dalla lontana
Io senza far risposta
Me ne starò nascosta
Un po' per celia,
Un po' per non morire
Al primo incontro,
Ed egli al quanto in pena
Chiamerà, chiamerà :
"Piccina - mogliettina
Olezzo di verbena"
I nomi che mi dava al suo venire.
Tutto questo avverrà,
te lo prometto
Tienti la tua paura -
Io con sicura fede lo aspetto.

Un bello día, veremos
levantarse un hilo de humo
en el extremo confín del mar.
Y después aparece la nave.
Y después la nave es blanca.
Entra en el puerto, truena su saludo.
¿Ves? ¡Ha venido!
Yo no voy a buscarlo, yo no.
Me pongo ahí, en lo alto de la colina
y espero, espero mucho tiempo.
Y no me importa la larga espera.
Y, salido de entre la multitud de la ciudad,
un hombre, un pequeño punto,
sube por la colina.
¿Quién será?, ¿quién será?
Y cuando esté aquí,
¿qué dirá?, ¿qué dirá?
Llamará: - Butterfly- desde lo lejos;
yo sin responder,
estaré escondida.
Un poco por bromear,
un poco por no morir
al primer encuentro.
Y él, un poco ansioso,
llamará, llamará:
“Pequeña, mi pequeña esposa,
perfume de verbena”,
los nombres que solía llamarme.
Todo esto sucederá,
te lo prometo.
Guárdate tus temores, ¡yo con segura fe lo espero!

viernes, 1 de julio de 2011

Dormir, no morir

Foto: Gloomy Sunday de Saul Landell


Gacela de la Muerte Oscura de Federico García Lorca

Quiero dormir el sueño de las manzanas
alejarme del tumulto de los cementerios.
Quiero dormir el sueño de aquel niño
que quería cortarse el corazón en alta mar.

No quiero que me repitan que los muertos no pierden la sangre;
que la boca podrida sigue pidiendo agua.
No quiero enterarme de los martirios que da la hierba,
ni de la luna con boca de serpiente
que trabaja antes del amanecer.

Quiero dormir un rato,
un rato, un minuto, un siglo;
pero que todos sepan que no he muerto;
que haya un establo de oro en mis labios;
que soy un pequeño amigo del viento Oeste;
que soy la sombra inmensa de mis lágrimas.

Cúbreme por la aurora con un velo,
porque me arrojará puñados de hormigas,
y moja con agua dura mis zapatos
para que resbale la pinza de su alacrán.

Porque quiero dormir el sueño de las manzanas
para aprender un llanto que me limpie de tierra;
porque quiero vivir con aquel niño oscuro
que quería cortarse el corazón en alta mar.