lunes, 28 de diciembre de 2009

Sin mapa por la vida


Foto: Niña sin mapa, Crystal
La vida se hace caminando sin mapa y no hay forma de volver atrás.


Isabel Allende, La suma de los días

Sí, ya sé que esto empieza a ser patológicamente compulsivo. Lo peor es que ya no sé lo que me gusta más, si crear entradas o hacer mis propias plantillas para blogs. Puede que acabe haciendo otro blog para plantillas -todo se andará.

De momento éste va dedicado a las personas que, en algún momento de nuestra vida, nos vemos un poco perdidas y, en especial, a mi querida Elena. Deseo enormemente poder trasmitirle algunas de las enseñanzas que a mí me han ayudado, fundamentalmente de Osho (a quien descubrí gracias a María) y de Marié, incasable colaboradora de este lugar de encuentro.

El nombre de mi nueva criatura:
Sin mapa por la vida

8 comentarios:

  1. Hola,

    Muchas gracias por tu blog.

    Te envío un afectuoso abrazo,

    Gonzalo

    ResponderEliminar
  2. Es necesario vencer muchas dificultades para seguir nuestro camino en la vida, pero hay que seguir. Nuestro mapa está en blanco y nosotros tenemos que trazarlo, perfeccionarlo y después seguirlo, salvando todos los inconvenientes que se nos aparezcan con voluntad y optimismo. Muy bella la imagen de la niña corriendo hacia su destino. Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y yo, que creo que todo lo que aprendes en realidad ya estaba dentro?
    Ya lo decía Sócrates: conócete a ti mism@.
    (Siempre meto la nariz en las lecturas de 1º Bach. de Maya; lo último, la apología de Sócrates, Criton, Fedon...)
    Todo está dentro.
    Sólo que a veces se dan las condiciones (incluido Osho) y madura.

    Un beso muy fuerte
    de año viejo
    y de año nuevo,
    hermana.

    ResponderEliminar
  4. Tienes toda la razón Fernando, pero, como dice un querido amigo mío, cuando las nubes nos tapan el cielo, no se ve rastro de la estrella Polar que nos ha de guiar. Lo que no podemos olvidar nunca es que el cielo siempre se acaba abriendo.

    La foto es de Crystal, a quien aprovecho la ocasión para agradecer que me deje publicarla (todavía no tengo su permiso, pero estoy segura de que me lo dará). Representa extraordinariamente el sentido del nuevo blog: todos deberíamos ser niños con zapatos nuevos buscando nuestro verdadero y auténtico camino.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, amiga. El año nuevo ya te lo felicitaré. De momento te pongo un par de besos en el viejo.

    ResponderEliminar
  6. Eres incansable, Emi: como decía Aníbal, si no encontramos el camino, lo construiremos. Así eres tú, una constructora de espacios abiertos para que otros dispongamos de ellos como quien entrega un pañuelo para que los demás depositen en él sus lágrimas.
    De verdad que admiro tu imaginación: enhorabuena por este nuevo blog. Para los que vamos sin mapa por la vida te aseguro que tus blogs nos sirven como sucedáneos de esos mapas que hemos perdido.
    Fer.

    ResponderEliminar
  7. ¡Ójalá fuera así, Fer! No tengo esa pretensión. En realidad, es como explico en el cuaderno de la derecha, una manera de poblar mi buscada soledad, es una necesidad de "crear" algo, aunque esa no sea la palabra adecuada para lo que yo hago.

    Una cosa sí estoy segura: como mejor se camina es sin mapa. Es más relajado y se descubren muchas más cosas.

    ResponderEliminar

Cuéntame, te escucho atentamente.