domingo, 19 de septiembre de 2010

A la mierda

"Ustedes están habituados a hablar siempre porque aquí han controlado el poder toda la vida, y ahora les fastidia que vengamos aquí a poder hablar las gentes que hemos estado torturados por la dictadura. Eso es lo que les jode a ustedes, coño, y es verdad, joder. A la mierda." 

Estas palabras se hicieron tan famosas que, bromeando, Labordeta pidió que las escribieran en su epitafio. Y ellas son mi homenaje personal a un hombre valiente que supo a tiempo lo que era importante  en la vida. Su "Regular, gracias a Dios"  ha pasado a "Mal, muy mal" pero deseo que mantenga su "gracias a Dios". Con nosotros se quedan su mochila cargada de canciones, libros, poemas, su visión del país y su sentido del  humor.  Gracias por todo ello, Labordeta.


Somos
como esos viejos árboles
batidos por el viento
que azotan desde el mar.
Hemos
perdido compañeros,
paisajes y esperanzas
en nuestro caminar.
Vamos
hundiendo en las palabras
las huellas de los labios
para poder besar
Tiempos,
futuros y anhelados,
de manos contra manos
izando la igualdad.

8 comentarios:

  1. Un bravo por los valientes.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. Yo también le deseo buen viaje
    y hasta pronto.

    (Gracias por mantenerme informada de las cosas que importan, Emi.
    Hoy es otro día que hubiera pasado de las noticias, de no ser por esta entrada)

    ResponderEliminar
  3. Hola Compañera:

    No era ni de izquierdas, ni de de derechas. Pero si habia que ser ademas de aragones, era mas de izquierdas en el congreso, que muchos que le escuhaban y aplaudian. Erá un un hombre íntegro, y luchador hasta el final.
    Lo llevaria en su mochila???.

    Le recordaremos siempre verdad?. No quedan muchos como él.

    Muchas gracias por mandarnos este recuerdo tan bonito.

    Un beso.

    Antonimo

    ResponderEliminar
  4. Gracias Emi por este homenaje!
    Me sumo a él.
    Por su calidad humana , su honradez y su integridad.
    Se notará su ausencia.
    Tienes razón : Con nosotros se queda su mochila cargada de canciones, mensajes ,libros y poemas.

    "Haremos el camino
    en un mismo trazado
    uniendo nuestros hombros
    para así levantar
    a aquéllos que cayeron
    gritando : ¡ Libertad!"
    -Canto a la libertad-

    ResponderEliminar
  5. Valiente sí que era, Mercedes. Gracias por venir.

    ResponderEliminar
  6. Lo comprendo, Marié. A mí me cuesta un esfuerzo saber qué está pasando. Pero lo considero una obligación moral.

    ResponderEliminar
  7. Tienes toda la razón, Antónimo, no quedan muchos como él. Era sin duda un ser especial y excepcional, querido por muchísima gente.

    ResponderEliminar
  8. Y es que no se callaba el tío, Carmela. Gritaba a la libertad o la cantaba. Gracias a ti.

    ResponderEliminar

Cuéntame, te escucho atentamente.